miércoles, 11 de enero de 2012

Dos días con vos

En un mar de palabras alborotadas, el mismo mar que quería ver desde la arena sentada al lado tuyo, sin ningún tipo de amor físico, miles de palabras molestándote, ¿qué somos para que yo haga esto? Una complicidad tan preocupante como tranquilizadora, ¿en qué mes del año estamos? ¿Cuántos 2 y 3 faltan para nuestros cumpleaños? ¿Por qué te vas a cada rato? Yo me fuí por acá cerca pero me quedé mirando al norte ¿Por qué querés escapar si no estás enamorado? Vos mismo lo dijiste, "no estoy enamorado... pero nunca sentí esto". ¿Qué sentiste? ¿Hasta dónde llegué? Quizás estoy canalizando un montón de inseguridades, quizás me la agarro con vos sin motivos consistentes, viste flanes más consistentes que mis argumentos. Aun así, y sin extensiones de histerias post vicio (tu vicio) yo no invento nada, es lo que pasa, es lo que hay... Quizás mi egoísmo, será mi corazón. Soy egoísta, soy tu arma en el sur, vos no sos mi amor. Cuando te odio parece que eliminarte me hace sentir mejor, pero es sólo un espejismo. Dos días con vos es un título especial, "you're still my best friend" y ver tu cara de desilución que no ví. Tampoco ví tus ojos tristes, tampoco ví el rencor, tampoco ví tus gestos de rechazo, ni tu boca fruncida, ni a tu nariz enojada. Una vez pensé que podía decirte cualquier cosa, en cualquier momento, a cualquier hora, sin importarme lo que tardes en responder (y hasta podía quejarme sin culpa porque no respondías cuando lo necesitaba o tenía ganas), ¿qué es eso? ¿Es que no me importe? Si en realidad me importa lo que digas o hagas, ¿es no estar enamorada de vos? Quizás es tu tortuosa predicción de que no voy a conocer a nadie que sea tan cómplice como vos, que sea mi cómplice, que tengamos esto. Siempre, claro, en respuesta a una punzante predicción mía... siempre devolviéndola. Tan hirientemente vengativo, tan iguales, no nos correspondemos, cada cual con su cada cual, y no sos mi cual, y aun así la simbiosis se hace evidente y no me puedo despegar, ¿qué tenés? ¿Invento parte de todo, como lo hice antes de la ciudad feliz? ¿Me parezco inventivamente a la H o simplemente fue culpa tuya? Puedo afirmar que te vas a perder un par de veces leyendome, pero hay algo que puedo reafirmar, y es que todo lo vas a entender. Nunca te entiendo, nos llevamos mal, me maltratás, me echás la culpa de tu propio maltrato, cambias por H todo lo que querés olvidar, si sabés que siempre puedes olvidar, el problema es que no podés darme amor hasta que te quieras ir, y eso te enfurece, te enrosca y preferís evitar, excluir, alejar, inventar un par de frases para alguien más, para ser el mejor. Para que alguien más te deje ser el mejor. Dos días y una semana erótica llena de amor. Te amo, te odio, dame más y vos no me amás, porque yo te amo desde aquel pensamiento que no supiste interpretar y tampoco me importa, "you're still my best friend". Y salís molesto por la puerta, harto de mí.



1 comentario:

  1. Grosso grosso, triste pero grosso.
    Te felicito. Sin dudas tu mejor post

    ResponderEliminar